Residencia de gravemente afectados

La Residencia de gravemente afectados de Vale es un centro ideado para personas con discapacidad intelectual y necesidades de apoyo extensas y generalizadas. Su función y filosofía coincide con la Residencia de adultos aunque las necesidades de apoyo de sus miembros sean más amplias y extensas. Su personal asume asimismo tareas de apoyo, afectividad y orientación para ofrecerles la oportunidad de desarrollar su proyecto de vida, independientemente de la intensidad y frecuencia de los apoyos que necesiten. La filosofía que imperara en nuestro HOGAR será el trabajar teniendo en cuenta en todo momento dos principios que regirán el modo de actuar de TODOS Y CADA UNO de los integrantes de esta casa: el principio de NORMALIZACIÓN y de AUTODETERMINACIÓN. El objetivo esencial es desarrollar acciones que promuevan la calidad de vida, respetar el derecho a vivir de la manera más autónoma e independiente posible sin renunciar a tener un proyecto de vida significativo, basado en su individualidad, proporcionando los apoyos necesarios para su consecución. Favorecer la adquisición de habilidades relacionadas con el funcionamiento del hogar, como pueden ser: hacer la cama, cuidado de la ropa, fregar…. Pero sin duda, hay otras mucho más relevantes como asumir responsabilidades, fomentar la iniciativa, elección, poder de decisión, convivencia en grupo, respeto entre compañeros, respeto de libertades, satisfacción personal, derechos, participación, intimidad, establecimiento y logro de metas… Todos ellos son elementos fundamentales para que un aprendizaje sea significativo. En estas viviendas, a pesar de estar fuera del entorno comunitario en un barriada con pocos servicios, se trabaja para favorecer la utilización de los recursos y la participación de la vida social en los entornos comunitarios más cercanos. Nº de plazas: 18.

Las instalaciones